Se trata de una SUV desarrollada para los llamados “mercados emergentes”. Se fabricará en China, Rusia, México y en la planta argentina de Pacheco, donde se la denomina Proyecto Tarek (nombre tomado de un prototipo del Rally Dakar).

La producción en Pacheco está prevista para 2020, con una inversión de 650 millones de dólares. En la línea de montaje, este modelo ocupará el lugar de la Suran, que dejará de fabricarse en la misma época. El Proyecto Tarek es una SUV del Segmento C (compacto), que se posicionará entre las T-Cross (Segmento B, chico) y Tiguan AllSpace (Segmento D, mediano).

No está previsto que la Tharu/Tarek se comercialice en Europa. En el Viejo Continente, VW ya cubre el Segmento C con dos modelos que ya comercializa: las T-Roc y Tiguan de cinco asientos. Los tres comparten la misma Plataforma MQB-A (la misma que usan desde el VW Golf hasta el Audi TT).

En el salón chino, VW mostró por primera vez todos los detalles de la Tharu. Todas las fotos y el video oficial se publican acá abajo.

La marca también confirmó las motorizaciones que tendrá. Se trata de dos variantes turbonafteras ya conocidas en nuestro mercado, pero que en China adoptaron una nueva denominación que el Grupo VW está expandiendo cada vez a más países: 280TSi (EA211 1.4 turbo, 150 cv y 250 Nm) y 330TSi (EA888 2.0 turbo, 185 cv, 320 Nm).

Se combinan con caja manual de seis velocidades o automática DSG, de siete marchas. En opción, estará disponible la tracción integral 4Motion.

En materia de equipamiento, la Tharu se ofrecerá muy completa en China: seis airbags, frenos ABS con EBD, control de estabilidad, control de tracción, control de descenso de pendiente, control de crucero adaptativo y frenado autónomo de emergencia.

fuente: autoblog